Estado de emergencia desconocido, a causa Covid-19

0
386

Estado de emergencia desconocido, a causa Covid-19

Un mensaje en redes sociales hizo que cientos de personas intentaran vacunarse contra la covid-19 el viernes pasado en una clínica de San José.

Costa Rica alcanzó su cifra máxima de muertes en un solo día por la enfermedad y los servicios hospitalarios críticos llegaron a una saturación del 140%. Se respiraba la ansiedad, pero dos funcionarias de la sanidad pedían a algunos hacer la fila y a otros les explicaban que no podrían recibir la vacuna. No todos se lo tomaron bien.

“Me mandaron para la casa a esperar o a ir a la clínica de donde yo vivo”, lamentaba Sandra Mora; una mujer de 61 años que vive en otro distrito, donde la vacunación va más rezagada. Con 3.800 fallecidos, el promedio es superior a una muerte cada hora, lo que ha llevado a un desbordamiento del sistema hospitalario como nunca en la historia.

“No hemos tenido una angustia como esta”, añade la mujer que lleva un año sin empleo porque la agencia turística para la que trabajaba quebró. Ahora no tiene ingresos propios, perdió el seguro de salud y dejó de cotizar para la pensión, pero lo que más la agobia es el riesgo de enfermarse.

No se compara ni con la epidemia de poliomielitis a mitad de siglo o desastres naturales, cuyo saldo en muertes no superaron las 50 personas (terremoto en el Caribe, en 1991). A todo esto ha sobrevivido el Estado de bienestar de Costa Rica, donde la emigración hasta ahora ha sido muy inferior a la llegada de extranjeros en busca de trabajo, seguridad o salud.