Es la población prepotente e ignorante el primer enemigo y más mortal que el virus mismo

0
395

Es la población prepotente e ignorante el primer enemigo y más mortal que el virus mismo

El mal, la tragedia, el pecado, aman a los virus, a las bacterias, a la enfermedad, porque estos son sus mejores instrumentos. Y a su vez los virus, las bacterias y la enfermedad aman la soberbia, el orgullo, la vanidad y la prepotencia humanas porque son sus mejores portadores.

La población en general de Costa Rica, quizás se considera como una especie de híbrido entre Superman y Robocop, inmunes a todos los males por ser más avanzados e inteligentes y por tener un mejor nivel de vida.

Estas percepciones sobre nosotros mismos son alimentadas por los partidos políticos y los candidatos al poder. Le dicen a uno que uno es así de extraordinario y superior, lo que hace que se agradezca con el voto inmediato.

Tal estado de situación en gran parte debido a la infatuación inducida por el discurso oficial de siempre sobre cómo y qué es Costa Rica. No nos han regañado ni corregido. No nos han cantado las verdades como debe ser.

Todo lo clausurable debe clausurarse, sufra quien sufra y por todo el tiempo que sea necesario, para en primera instancia detener el avance de la muerte pase lo que pase y a costa de lo que sea. Porque es la población prepotente e ignorante el primer enemigo y más mortal que el virus mismo. Y ya después de poner freno a su desenfreno y a su insensatez entonces ver qué hacemos con lo que queda. Pero no se logra por la vía del diálogo, la economía, el derecho, el comercio, la educación o la democracia. De hecho, el virus es lo más democrático que hay si lo vemos bien. Fuente: Orlando García Valverde